La carrera de MTB de Rio 2016 será recordada con tristeza por la delegación francesa. Maxime Marotte se quedó a las puertas de medalla en la lucha con Coloma, pero la gran decepción vino de parte de Julien Absalon, al que muchos consideraban el único rival capaz de inquietar a Nino.
En realidad, el francés y el suizo se las han tenido en todas las carreras de la copa del Mundo disputadas este año, donde se han repartido los triunfos, lo que hacía prever una carrera épica en pos del oro en Río, entre otras cosas porque estos eran los últimos Juegos Olímpicos para Julien. La última oportunidad de tocar metal.

Julien Absalon Rio. Bicimax. FOX
Julien Absalon llegó a Río pletórico de facultades, pero como él mismo reconoce, el día de la carrera estaba falto de fuerzas físicas y mentales, y lo peor, es que todavía no sabe el por qué.

LA SALIDA FUE LA CLAVE
Obviamente también era la gran esperanza de FOX, que habíamos soñado con un estreno dorado para la nueva Step Cast 32, que para la ocasión lucía en color plateado. Pero todo se torció en la salida. Como el mismo Absalon reconoció, ahí estuvo la clave. Tal y como habíamos previsto, la salida fue muy rápida, pero tuve un mal inicio. Me quedé algo rezagado y en las zonas de bajada me encontré bloqueado por otros corredores. Cuando tienes un mal inicio necesitas unas buenas piernas y una buena cabeza para remontar, pero no he tenido ni una cosa ni otra. No tuve fuerza, ni tan siquiera en las zonas llanas podía dar toda la potencia que normalmente tengo. Sencillamente tuve un mal día y todavía no puedo explicar por qué”.

Julien Absalon Rio. Bicimax. FOX
La salida fue la clave de la carrera de Río. Tal y como se esperaba, fue rapidísima, pero a pesar de estar en primera línea Julien perdió unos metros muy importantes que le dejaron en mitad del pelotón. Cuando llegó a las zonas técnicas de bajada rodeado de corredores, se dio cuenta que había perdido toda opción de victoria.

Absalón llegó a Brasil con un índice de grasa corporal del 5%. Una cifra que te puede dar el triunfo o hundir en la miseria

A sus 36 años, Absalon sabe que ha perdido la última gran oportunidad de colgarse una medalla en unos juegos olímpicos

UNA PREPARACIÓN PERFECTA
No se puede decir que Absalon llegase ni pasado ni falto de preparación. Tan sólo una semana antes en Mont-Sainte Anne, en Canadá, conseguía una indiscutible victoria en la Copa del Mundo.
“Cuando llegué a RÍo, las sensaciones eran inmejorables. Me sentía perfecto, con todas las luces de color verde, con sensaciones maravillosas. 48 horas antes de la carrera estaba en mi pico más alto, con mi nivel de grasa corporal al 5%. En esas condiciones se que te la juegas un poco, porque ese pico dura muy poco. Es un umbral peligroso, pero estaba convencido de que iba a funcionar. Quizás pagué en exceso el cambio de dieta. Soy muy sensible a esos cambios y en otro continente no es fácil encontrar los mismos alimentos a los que estoy acostumbrado».

Julien Absalon Rio. Bicimax. FOX
Aunque por la cabeza de Absalon ahora mismo sólo pasa la retirada, aún le falta por disputar una carrera de la Copa del Mundo, donde está en inmejorable posición para hacerse con el título. Un triunfo que sin duda le haría recobrar la sonrisa perdida.
Julien Absalon Rio. Bicimax. FOX
El Facebook oficial de Absalon reflejaba su estado de ánimo tras la prueba de Río.

SU ÚLTIMA OPORTUNIDAD
En el año 2020 Julien Absalon ya tendrá 40 años, lo que hace difícil que pueda participar con garantías en otros juegos olímpicos. Se puede decir que en Brasil pasó definitivamente su último tren a las medallas, aunque si miramos atrás su palmarés está plagado de trofeos, incluidos dos oros olímpicos.
Absalon lo tiene todo de cara para adjudicarse la general de la Copa del Mundo, aunque hoy por hoy eso no parece consolar su desolación por el resultado de Río. Para el corredor de BMC era muy importante conseguir una buena actuación vestido con el maillot de Francia y la decepción es enorme, tanto, que ha pesar de haber anunciado otro año en activo a nivel internacional, ahora se lo está planteando.
Esperemos que el disgusto se le pase pronto y el triunfo en la Copa del Mundo le acabe consolando y podamos disfrutar un año más de un hombre de su categoría en pista, porque aunque el refrán dice que vales lo que vale tu último resultado, gente como Absalon o el propio Hermida, ya están exentos de demostrar su valía.